apt-get es una herramienta administrativa para la gestión de paquetes en Debian, y como tal hay que ejecutarla con un usuario que tenga privilegios de administrador, usando el comando: su o bien utilizando el comando sudo, ejecutándose en un terminal de comandos de texto, como por ejemplos: tty o konsole

Antes de utilizar apt-get para gestionar paquetes, deberíamos siempre ejecutar el comando apt-get update, para actualizar la información de los paquetes que se encuentran en los repositorios. Dichos repositorios se encuentran en la siguiente ruta: /etc/apt/sources.list

La sintaxis de la funcionalidades básicas de apt-get es sencilla y directa.

- apt-get install nombre-paquete para instalar un paquete y los paquetes dependientes.
- apt-get --reinstall install nombre-paquete para reinstalar un paquete que este dañado.
- apt-get remove nombre-paquete para desinstalar un paquete y sus paquetes dependientes.
- apt-get --purge remove nombre-paquete para desinstalar el paquete, sus paquetes dependientes, y sus ficheros de configuración.